Hal Ashby

o el arte del Montaje

encarna a la perfección las contradicciones, el auge y la caída del Nuevo Hollywood

un personaje atípico en el mundo del cine

con pequeñas obras maestras en las que deja ver el sello de un autor sobresaliente

Hal Ashby

Si hay un director que encarne a la perfección las contradicciones,

el auge y la caída del Nuevo Hollywood, ése es William Hal Ashby

(1929-88). Nacido y criado en el seno de una familia mormona, y

marcado indeleblemente por el suicidio de su padre, Ashby creció

deprisa (casado y divorciado a los 19) y sin un objetivo claro en la

vida (excepto huir de las ataduras y los compromisos familiares).

El destino habitual de los jóvenes desarraigados era California,

la meca de las oportunidades, y hacia allí encaminó sus pasos. El

azar le llevó a trabajar para los estudios Universal y, tras una etapa

de aprendizaje como asistente de edición, acabó convirtiéndose

en uno de los mejores montadores del negocio, ganando un

Oscar (por En el calor de la noche) y debutando en la dirección

apadrinado por Norman Jewison. Y aunque lo hizo tarde (con

más de 40 años), su espíritu jovial y contestatario encajó como un

guante con los jóvenes turcos que tomaron Hollywood al asalto.

La década prodigiosa de los 70, donde Ashby dirigió el grueso de

su obra, fueron unos años de transición en el juego de Hollywood

(entre el desplome del sistema de estudios y la era del blockbuster).

Este hecho permitió la irrupción tumultuosa de un grupo de

jóvenes creadores que revolucionaron las formas imperantes

e introdujeron la autoría total en sus obras. Entre Easy Rider

(1969) y La puerta del cielo (1980), los locos se hicieron cargo

del manicomio. Muchos procedían de la contracultura, aunque

sus aspiraciones artísticas y la falta de controles financieros

pusieron pronto fin a la utopía. Por el camino quedaron un puñado

de obras maestras, una cuadrilla de realizadores que sostendrían

la industria en los años venideros y un cambio imparable en los

modos de Tinseltown. Durante esos años dorados, Ashby pudo

dar rienda libre a su talento excepcional, aunque los 80 de la

América de Reagan supusieron un duro golpe para la mayoría de

los creadores más singulares (Cimino, Altman, Malick, Hellman)

y un fin de ciclo.

Ashby siempre se caracterizó por trasladar su filosofía hippy a su

forma de trabajo, dando gran libertad a los actores para desarrollar

sus escenas e improvisar, creando un entorno relajado en el set.

Los personajes que pululan por su cine casi siempre hacen gala de

un punto excéntrico, o cuando menos marginal, que los aleja de

las convenciones sociales. Y esta singularidad dota a sus películas

de un humor punzante pero sutil, y revela una mirada atenta pero

irónica a los males de nuestra sociedad. Sin embargo, su forma

desordenada de afrontar los rodajes también supuso su propia

perdición. Ashby era errático, lento, perfeccionista, independiente

y obstinado, características éstas que casaban mal con las

exigencias de sus productores. Además de consumidor habitual

de drogas (de la marihuana de sus primeros años a la adicción a la

cocaína que lastró su carrera en los 80) y fumador compulsivo. Su

deteriorada salud precipitó su temprana muerte a los 59 años. Pero

todavía hoy es posible detectar su influencia en algunos de los

creadores más personales de la actualidad (Wes Anderson, David

  1. Russell, Alexander Payne) y sigue siendo considerado el gran

“director de directores”.

Bienvenido Mr Chance Harold y Maude Regreso, El

Anuncios
Enlace | Esta entrada fue publicada en Hal Ashby y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s