Relaciones de pareja Tortuosas Entrada

 

Amoríos, desavenencias y más “altercados” en las relaciones de pareja… cuando no, de las relaciones familiares

Relaciones tortuosas

El Compromiso

El compromiso

El compromiso

             Elegir entre la estabilidad que le ofrece su esposa o el riesgo de empezar de nuevo una vida con su amante con la cual comparte un hijo nacido fuera del matrimonio, así como la última oportunidad de saldar cuentas con su testarudo, avaricioso, amoral y moribundo padre, siendo Eddie el único miembro de la familia que parece comprender y soportar la intensa personalidad del patriarca.

       Grito desgarrador, desesperanzado y desesperado que a su vez le sirvió para verter una soterrada crítica sobre la des-humanización de la consumista y alienante sociedad americana de la época.

El Compromiso de Elia Kazan, 1969

______________________________________________________________

 la gata sobre el tejado de zinc

La gata sobre el tejado de zinc caliente

La gata sobre el tejado de zinc caliente

            Violado literalmente por su esposa para poder quedarse embarazada. Ella  miente a su suegro diciendo que va a tener un bebé, y él, en una explosión de rebeldía, y sobre todo de comprensión hacia su progenitor —quien al borde de la muerte es capaz de redimirse—, sabiendo por primera vez lo que quiere, decide apoyar la mentira entrando con ella en la habitación donde les espera la cama de matrimonio, el lugar donde las parejas sufren, y también se reconcilian.

La gata sobre el tejado de zinc caliente de Richard Brooks, 1958

______________________________________________________________

 

¿Quien teme a Virginia Woolf ?

Quien teme a Virginia Woolf

¿Quién teme a Virginia Wolf?

          Una pareja autodestructiva. Él, débil y alcohólico, con notable resistencia emocional, ejerce como profesor de Historia. Ella es dominante, psicótica y amargada. Tras una fiesta, invitan a una pareja joven, Nick y Honey, a tomar una última copa en casa (la acción se desarrolla entre las 2 h. y el amanecer)… Ahí es donde estalla la burbuja en donde los cuatros seres se refugiaban y donde cobra realismo esta proeza cinematográfica.

              Una reflexión sobre la vida, las personas, el amor, el desamor, la mentira…

¿Quién teme a Virginia Wolf? de Mike Nichols, 1966

______________________________________________________________

 

Un dios salvaje

Un dios salvaje

Un dios salvaje

          Dos matrimonios que tienen que charlar civilizadamente sobre que el hijo de unos ha agredido al de los otros. Contiene en sí misma cambio en los humores de los cuatro personajes, provocado por la introducción de información anteriormente no conocida, que pone cabeza abajo la situación: la supuesta víctima podría ser el auténtico abusón.

          La doblez y el cinismo de las apariencias, que ya se han instalado en las costumbres de las relaciones modernas, han conseguido que donde antes hacía falta un ataque directo, ahora baste con la nimia anécdota para invocar al “dios salvaje” que todos llevamos adentro

Un dios salvaje de R. Polanski, 2011

______________________________________________________________

Anuncios
Enlace | Esta entrada fue publicada en Relaciones (de pareja) tortuosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s