K Kristofferson

Kris Kristofferson regresa al cine interpretando a un músico

Clik aqui

·

_______________________________________________________________________________________________

·

           Kris Kristofferson es uno de los pocos artistas que ha sabido expresarse correctamente tanto ante el micrófono como ante la cámara. Al mismo tiempo representa como nadie el período de transición que vivió la cultura country: de expresión minoritaria a gran género de masas. Toda su vida ha sido un viaje alucinante entre la realidad y la ficción; en efecto, el público ha intuido que actuando y cantndo Kristofferson ofrece parte de sí mismo. Sin ser un intérprete puro ni un profesional calculador, siempre ha preferido interpretar personajes y canciones que se adecuaran a su personalidad para dar al público una identificación ideal.

                      Nacido en 1936 en Brownville (Tejas). Vida azarosa y novelesca la que llevó este hombre hasta su contrato con Monument.  aestancias en Inglaterra como estudiante de literatura, escritor frustrado y novel compositor; estancias en la antigua República Federal de Alemania como piloto de helicópteros; estancia en West Point como profesor militar; estancia en Nashville como hombre de la limpieza; estancia en Méjico como piloto de transporte para Gulf… Como compositor habia dejado atrás adolescentes escrituras pro-Vietnam para centrarse en letras como Me and Bobby McGee, inmortalizada en voz y nervio por Janis Joplin. Durante algunos años Kristofferson fue la pieza de recambio para los fans desahuciados de Bob Dylan.

                     Junto a su ex-posa Rita Coolidge contribuyó a renovar el ambiente de la capital del country, Nashville. Con diferencia lo mejor son sus primeras obras como The silver tongued devil and I (1971), Border lord (1972) o Jesus was a Capricorm (1973).

                    Poseedor de un porte varonil y recio, fue abandonando sus músicas para dedicarse al cine.

·

_______________________________________________________________________________________________

·

Pat Garrett y Billy el niño

Sam Peckinpah, 1973

K Kristofferson Pat Garret y Billy el niño

Pat Garrett y Billy el niño

Parece que los tiempos han cambiado

      La tierra está parcelada y las primeras cercas atraviesan el país. El capital hace su entrada y con él, un dudoso sistema de justicia y orden que, en todo caso, parece ofrecer posibilidades ilimitadas a los propietarios. Sin embargo, ya no hay lugar para los que están fuera de la ley. Garret se cuenta pronto y por lo tanto intenta adaptarse. No obstante, Billy permanece fiel a sus principios, aunque con su decisión no tenga oportunidad alguna de sobrevivir.

Las canciones de Dylan armonizan maravillosamente con el ritmo lento de las suaves imágenes en cinemascope en las que ya no queda ni rastro del futuro que predominaba en los clásicos del género.

La película de Peckinpah no trata sobre la lucha por la colonización y el cultivo del país, sino sobre la muerte violenta de una forma de vida que se ha convertido ya en anacrónica. Con ello, Peckinpah consigue invertir la perspectiva del western clásico y pone un lógico punto final al género.

·

_______________________________________________________________________________________________

·

Alicia ya no vive aquí

Martin Scorsese, 1974

K Kristofferson Alicia ya no vive aqui

Alicia ya no vive aqui

 

              Filme de carretera, muy alejado de lo que en Estados Unidos suele considerarse una ‘road movie’ al uso, y relato que tiene poco que ver, en principio, con cualquier cosa que el director había rodado con anterioridad y de gran parte de lo que rodaría después. No se trata, ni por asomo, de uno de sus filmes más famosos. Más que interesante, con aspectos notables que se merecen, quizá, una revisión en toda regla. Con ella, Scorsese cumplía uno de los deseos de adolescencia, filmar por fin en un plató (concretamente, el prólogo) como un director a sueldo de los viejos estudios, sin sospechar que, no mucho después, llegaría la irregular ‘New York, New York’ (1977), con la cual volvería a cumplir con creces ese deseo.

Tomada, habitualmente, como un retrato más o menos certero de la América Profunda, ‘Alicia ya no vive aquí’ se erige, sobre todo, en uno de los relatos femeninos más ricos y complejos de toda la filmografía del realizador. Alice Hyatt (Burstyn) es una mujer que, viéndose repentinamente viuda, se embarcará en un viaje sin retorno con su hijo Tommy (un sorprendente, y crucial, Alfred Lutter, muy bien dirigido por Scorsese), en un itinerario exterior e interior en búsqueda de la felicidad perdida, de aquel punto de no retorno en el que todo se torció. Alice desea retomar su antaño sueño de convertirse en cantante famosa, y pondrá todo su empeño en recuperar ese sueño, cueste lo que cueste, pero dándose, una y otra vez, contra la dura realidad: la dificultad de llevar un sueldo a casa y de relacionarse de nuevo con el otro sexo. Dos impedimentos que la obligarán a replantearse su lucha por ese sueño y esa felicidad perdidos.

·

_______________________________________________________________________________________________

·

La puerta del cielo

Michael Cimino, 1980

K Kristofferson La puerta del cielo

La puerta del cielo

               Existen discrepancias entre los historiadores cinematográficos sobre dónde situar el arranque de la última edad de oro del cine estadounidense. Unos hablan de Bonnie & Clyde (Arthur Penn, 1967); otros de Easy Rider (Dennis Hopper, 1969).  El consenso llega a la hora de determinar el estrepitoso fin de fiesta: La puerta del cielo (1980). La película de Michael Cimino (Nueva York, 1943) arrastra desde su estreno una cruz muy pesada: culpable de haber acabado con el Nuevo Hollywood. Responsable del entierro del movimiento  de directores emergentes que, al calor de las revoluciones culturales hippies, birló el poder a los productores a finales de los años sesenta. El Nuevo Hollywood pariría en los setenta una sucesión de hitos de autor con el respaldo de los grandes estudios: El padrino, Apocalipsis now, El cazador, etc. O cuando arte y taquillazo no eran conceptos antagónicos.

          El pecado de La puerta del cielo, que se reestrenó el 2 de agosto en el Reino Unido en pleno fervor crítico tras tres décadas de ostracismo, fue provocar un descomunal agujero en taquilla y hundir un estudio (United Artists). La cinta de Cimino, sobre las luchas entre campesinos, colonos y terratenientes en el Wyoming de 1889, fue utilizada como excusa para voltear las relaciones de poder entre directores y productores, que volvieron a hacerse con el control del show business y lo utilizaron para infantilizar el cine comercial en los ochenta.

           Los directores se lo habían puesto a huevo a los productores tras provocar una escalada presupuestaria a finales de los setenta. Tiempo de macroproyectos de autor con presupuestos disparatados (recuerden el delirante rodaje deApocalipsis now). Al menos esa es la tesis de uno de los libros de referencia sobre el asunto, Moteros tranquilos, toros salvajes (Peter Biskind, Anagrama, 2004).

·

_______________________________________________________________________________________________

·

Una mujer de negocios

Alan J. Pakula, 1981

MCDROLL EC033

Una mujer de negocios

           La acción tiene lugar en NY y en Arabia Saudita en 1980/81. Narra la historia de Lee Winters (Jane Fonda), antigua actriz de éxito, casada con el presidente de una corporación bancaria, Charles Winters, asesinado mientras trabaja en su despacho. Dispuesta a salvaguardar la fortuna que ha heredado, contrata los servicios de un experto, Hubber Smith (Kris Kristofferson).

La película constituye un documento de singular valor, que da testimonio de las ansiedades y paranoyas que dominaban el mundo occidental durante la segunda mitad de los 70 y primeros 80, tras las crisis del petróleo de 1973/74 y 1979. La energía dejó de ser barata poruqe el crecimiento de su demanda era mayor que el de su producción y porque las reservas disponibles de curdo eran limitadas. El alza de los precios no responde ni a conspiraciones ni a manipulaciones. El desarrollo económico occidental de los 60 evidenció la escasez de las fuentes naturales de energía en un mundo que vivía sumido en la falsa ilusión de su disponibilidad ilimitada. Causas similares 30 años más tarde (2004 y siguientes) determinan nuevas elevaciones de los precios del petróleo. Los hechos han demostrado que no caben conspiraciones financieras internacionales provocadas por manejos financieros de los excedentes del petróleo. Los países productores y los consumidores, como dice Maxwell Emery (Hume Cronyn) “tienen intereses comunes”. A destacar las singulars imágenes del desierto y de la entrevista con un magnate saudí del petróleo.

·

_______________________________________________________________________________________________

·

Inquietudes

Alan Rudolph, 1985

Inquietudes

Inquietudes

·

_______________________________________________________________________________________________

·

Blade II

Guillermo del Toro, 02

K Kristofferson Blade

Blade II

Anuncios
Enlace | Esta entrada fue publicada en cine y música, Country, Kris Kristofferson y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s